skip to Main Content
Errores Comunes En Un Escape Room

Errores comunes en un Escape Room

No existe una fórmula mágica para los Escape Rooms, eso es una realidad. Pero muchas veces se cometen errores comunes en un Escape Room. Errores que, siendo evitados, podrían garantizar una sesión de escapismo más amena. Incluso más divertida y probablemente más exitosa. Pero no hay porque preocuparse, hoy nuestro Escape Room en Jerez os trae un artículo especial.

El artículo de hoy va para todos aquellos en mejorar sus habilidades de escapistas. Conociendo estos errores comunes en un Escape Room, vuestras próximas sesiones de escape irán mejor.

El buen hablante y el buen oyente

Los errores más comunes van ligados a la comunicación. Cuando se entra en un Escape Room el Game Master da una introducción. De la misma forma, el Game Master irá planteando los enigmas. Es aquí cuando es necesario ser un buen oyente. Porque si no se le presta atención a lo que dice, mal se podrán resolver los enigmas.

Por otra parte, también es necesario saber comunicar las ideas. En nuestra día a día no nos damos cuenta. Pero en un Escape Room es necesario comunicarse rápido y comunicarse bien. Así que si no optamos por comunicación asertiva, a nuestro equipo tampoco le irá muy bien.

La ineficacia del jefe

Los Escape Rooms no son como otros juegos, donde es necesario que uno de los miembros del equipo dirija a los demás. Es cierto que cada quien deberá tener una función específica. Pero si la mayor parte del peso de resolución de los enigmas cae en los hombros de una sola persona, al equipo le irá mal. La participación de todos es importante y esa es una de las virtudes de las salas de escape.

En el mismo orden de ideas, cuando se juega en familia, muchas veces no se le presta atención a lo que dicen los más pequeños. Esto puede resultar en un error porque, como decíamos, la participación de todos es importante. Incluso, en ocasiones, los niños pueden llegar a ver las soluciones con más claridad que los adultos. Por lo tanto, escuchad a vuestros niños.

Tomárselo muy en serio no es lo mejor

Un Escape Room es un juego, es decir que es una actividad lúdica. No es un deporte no es una competencia. El no poder resolver un enigma no te hará peor persona.

Muchas veces sucede que se pierde el control dentro de la sala. Es decir, que alguno de los miembros del equipo se exaspera o se molesta por no poder resolver los enigmas como le gustaría. Como también sucede que un miembro se obstina en que las soluciones deben ser como el plantea y que, de otra forma, estarán mal. En estos casos, lo mejor es tomar un respiro y recordar que solo se trata de un juego. Si las cosas no salen bien, se puede pedir ayuda al Game Master. Tampoco hay que obstinarse en que las soluciones sean como queremos. Precisamente uno de los factores importantes en los Escape Rooms es la necesidad de que haya creatividad.

Errores comunes en un Escape Room

Esperamos que conocer estos errores comunes os ayude en vuestra próxima sesión de escapismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 + tres =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial
Facebook
Instagram
Back To Top